Fushigi yugi

fuhigi

La protagonista es Miaka Yūki es una adolescente irresponsable, glotona y sentimental que aspira, aunque todos crean que le resultará de lo más difícil, a entrar al prestigioso instituto Jokan. Cuando su mejor amiga, Yui Hongo, una chica que es la contraparte de Miaka (ya que es buena en los estudios, no piensa en la comida y no se comporta de modo tan infantil), necesita ir a la biblioteca, Miaka la acompaña.

Cuando a Miaka se le cae una moneda bajo la máquina de gaseosas, ve a un pájaro rojo que entra en una sala. Al entrar a la sala prohibida en que vio entrar al pájaro, aparece su amiga Yui y cae de la estantería un libro escrito en Chino el cual lleva por nombre, El universo de los Cuatro Dioses, y está escrito en el idioma que Yui sabe leer. Al leerlo en voz alta, de repente ambas aparecen en un lugar extraño, allí unos traficantes de esclavos aparecen pero en esa situación aparece Tamahome, un chico que sólo las salva porque creía que le pagarían y con el signo del ogro en su frente. Tras esto Yui desaparece y aparece en la biblioteca. Mientras Miaka comienza su aventura, Yui lee lo que sucede a su amiga mediante el libro y todo lo que a Miaka le ocurre dentro del libro, le sucede a Yui, como cuando Miaka se tira al estanque ella aparece mojada, etc.

Miaka intenta apegarse a Tamahome, quien al final termina aceptando protegerla y termina enamorado de la joven. Cuando quieren encerrarlos en la celda ambos escapan y ella se encuentra con Hotohori. Así ella se da cuenta que está en el mundo del libro, en el país de Konan y que Hotohori, es el emperador de este país. Más tarde Miaka decide volver a su mundo, pero al volver Yui no está. Al volver al mundo del libro pero inesperadamente aparece en el país vecino de Konan, Kutou. Yui, después de sufrir una desagradable experiencia en la que estuvo a punto de ser violada, cree que Miaka la traicionó y no se lo perdonará, por lo que, contra todo pronostico, se convierte en la sacerdotiza del Dios Seiryū y por extensión, recibe a sus propios guardianes, entre ellos uno de nombre Nakago el cual se ha aprovechado del quiebre emocional de Yui para ponerla en contra de Miaka. Cegada por la furia por la supuesta traición de su amiga, Yui quiere invocar al Dios Seiryu antes que Miaka pudiera invocar en su caso a Suzaku para volver a su mundo y estar junto a Tamahome.

FY_jpg_650x10000_q85

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s